Biografía

Todo empezó allá por el 2008 en una pequeña taberna pirata de Córdoba. Daniel Spoliar y Antonio Mantero, amigos y compañeros de andanzas musicales pensaron en coger sus guitarras y sus voces para amenizar las noches de aquella taberna. En las primeras actuaciones, ya empezaron a despertar la curiosidad de los parroquianos del lugar y suplían la falta de medios con originalidad y cachondeo. Después de un par de actuaciones pensaron en contar con Mario García como Bajista del grupo. Mario, también viejo amigo de ambos no se lo pensó y entro a formar parte de este despropósito músico-festivo, dando con su bajo mucho mas peso a la música y cambiando en parte el formato del grupo. No mucho después otro viejo amigo, también perteneciente a la flor y nata del gamberrismo cordobés, puso la guinda al pastel. Se trababa de Antonio Bravo, conocido batería y percusionista del panorama cordobés, que definitivamente completó el cuarteto canalla que hoy en día son los Tabernícolas. Recientemente el bajista, Mario García, tuvo que emigrar a otro país a buscar trabajo,  y en consecuencia contamos con la colaboración sustitutiva de Manuel Roldán (el nuevo), que ha encajado perfectamente en la dinámica del grupo.

Los Tabernícolas han llevado su espectáculo de buena música y guasa tropical a muchos pubs y pequeños locales de la capital cordobesa. Han actuado en varias casetas de la feria de Córdoba, han participado en varios eventos culturales en el jardín botánico de Córdoba y en varios conciertos solidarios, así como en muchos otros eventos. En la provincia han llevado su guasa tropical sin fronteras hasta Fernán-Núñez, Guadalcázar, etc. Fuera de la provincia han visitado tierras lejanas como Badajoz, Madrid y Zaragoza.

Tras varios años de bagaje musical estamos dispuestos a llevar nuestra música, nuestra naturalidad y nuestro espectáculo a todos y cada uno de los rincones del mundo mundial.